/

Alba Prat: “Cuando llegué a España, no valoré una cosa muy importante, la oportunidad que me ha brindado la vida”

“La oportunidad de conocer una cultura nueva, una forma de vivir totalmente distinta a la que yo estaba acostumbrada y una gran conexión con personas maravillosas”, dice

Pol Sese y Núria Moreno

Alba Prat, procedente de Guinea Ecuatorial, recientemente mudada a España, ha empezado primero de Bachillerato en la escuela Gem de Mataró. Con su llegada se ha dado cuenta de las grandes diferencias que hay entre su país y en el que actualmente reside. 

En esta entrevista nos contará su progresiva experiencia en el estado español y esas disimilitudes que tanto nos inquietan. 

Lo primero que nos gustaría saber es si te ha resultado difícil tener que dejar atrás tu vida en Guinea.  

Bien, como comprenderéis evidentemente es complicado tener que dejar toda tu vida atrás. Es como empezar de cero. 

Al principio lo llevé peor que ahora. Tan solo pensar que estaría a más de 4.000 kilómetros de distancia de mi familia y amigos, se me venía el mundo encima. 

Cuando llegué a España, no valoré una cosa muy importante, la oportunidad que me ha brindado la vida. La oportunidad de conocer una cultura nueva, una forma de vivir totalmente distinta a la que yo estaba acostumbrada y una gran conexión con personas maravillosas. Eso es algo que pocos tienen el privilegio de vivir, y por eso doy gracias por ser una de las afortunadas. 

Cuando te refieres a que has tenido la oportunidad de conocer una cultura nueva, ¿qué es lo que más te ha gustado?

En general me ha gustado y me gusta todo lo que estoy descubriendo. Me gustaría resaltar que en el tiempo que llevo viviendo entre todos vosotros, no he dejado de encontrarme con gente dispuesta a ayudarme. Y en este escaso periodo de tiempo, me he dado cuenta de que vuestras tradiciones son aquellas que ya me había imaginado y que siempre había soñado con poder vivirlas.   

Y en cuanto a la forma de vivir, ¿qué es lo que has encontrado distinto respecto a Guinea?

Todo. Destacar tan solo una cosa, me resultaría imposible. Para vosotros cualquier detalle insignificante puede caer en saco roto, sin embargo para mí, cada detalle es importante. Tomar un café o un refresco con cualquiera de vosotros se convierte en un momento inolvidable. 

Acerca de la educación, ¿hay mucha diferencia con la forma de enseñar entre los dos países? 

Abismal. Desgraciadamente en mi país no se invierte lo suficiente en educación. Sin ser una experta en la materia, considero que todavía estamos a años luz de alcanzar vuestros proyectos educacionales. Estaría encantada de estar equivocada. 

En concreto, ¿qué es lo que más te gusta del Gem? ¿Te sientes integrada entre tus compañeros? 

Ha sido fantástico recalar con compañeros tan maravillosos como vosotros. Debo reconocer que al principio tenía muchas dudas al respecto, pero día a día estáis consiguiendo que mi adaptación sea un éxito. Seguramente esto debe ser a que mi parte vergonzosa no me dejaba ver la oportunidad que tengo en las manos.

Y por lo que hace referencia a los profesores, ¿te sientes cómoda con ellos?, ¿sientes que los tienes a tu lado para lo que necesites? 

Son fantásticos. Destacar a uno de ellos por encima de los demás sería injusto de mi parte. De todas maneras, ya que me ofrecéis la oportunidad de hablar con vosotros, me gustaría decir que mi primera percepción sobre la docencia que nos ofrece este centro, es técnicamente perfecta y humanamente inmejorable.  

Visto todo lo que nos has contado, nos alegramos de que este cambio esté siendo positivo para ti, al igual que lo es para nosotros que seas nuestra compañera. 

Gracias por tu tiempo. Entre todos haremos que tu experiencia en el Gem siga siendo algo inolvidable.